Fomentar la competitividad de la empresa española mediante medidas que permitan estimular la reducción de la huella de carbono. Ese es el objetivo de la Oficina Nacional de Cambio Climático para este 2013. Un año que podría estar marcado por la toma de medidas institucionales para fomentar no sólo el cumplimiento de estándares internacionales de emisiones de gases de efecto invernadero sino, también, permitir que las empresas que secunden esta iniciativa medioambiental cuenten con resultados positivos para su actividad.

Porque esa es la conclusión que pudo escucharse en la reciente Feria Internacional de Energía y Medioambiente Genera. Que, más allá incluso de la reducción de la huella de carbono empresarial, la mejora de los sistemas corporativos de emisión de gases trae consigo competitividad. De ahí que la Oficina, dependiente del Ministerio de Agricultura, no solo haya iniciado para este año un sistema de medidas de emisión de gases sino que, además, con ellos se busca fundamentalmente mejorar la productividad del tejido empresarial español. Porque no es sólo cuestión de cuotas de CO2 sino, también, de muchos otros aspectos: mejorar la eficiencia energética de las empresas españolas para reducir sus costes puede ser un buen primer paso para lograr reactivar la economía de nuestro país mediante un gesto de respeto con el Medioambiente.

De ahí que la Oficina ya haya anunciado el establecimiento de un registro no obligatorio dividido en tres niveles. Por un lado, el primero está dirigido a empresas españolas que quieran conocer su impacto de CO2 en la atmósfera y registrarse oficialmente. Algo que les permitiría contar con un sello de calidad del Ministerio y establecer, conjuntamente, medidas para reducir su emisión de gases. El segundo de los registros está destinado a empresas o instituciones con proyectos forestales o de servicultura. Y el tercero sería un punto de encuentro para que aquellas empresas que cierran el año con déficit de emisiones puedan compensar su huella de carbono con las que, por su actividad, pueden recortar su impacto mínimamente.

Una suma entre eficiencia y respeto medioambiental que bien podría suponer un revulsivo para la adopción de medidas de Green IT que favorezcan no sólo el cumplimiento de estándares sino, también, la productividad empresarial.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

Recordar la importancia de gestionar correctamente nuestros recursos, fomentar la concienciación de desarrollo en un margen de respeto ecológico y contaminar menos para ahorrar más son algunos de los objetivos de un Día Internacional poco conocido pero vital. Hoy, 5 de marzo, el Planeta entero conmemora el Día de la Eficiencia Energética. Un recordatorio para entender que crecer económica y tecnológicamente no está reñido con ser respetuosos con los recursos de nuestro entorno.

La sostenibilidad es, sin duda alguna, la palabra clave del siglo XXI. Hemos tomado conciencia de la imperante necesidad de cuidar el Medioambiente incluso en un mundo en el que la demanda de energía es clave para el desarrollo humano. La tecnología juega también una baza importante: BigData, la tendencia del Cloud, Internet móvil  y la larga lista de servicios técnicos de innovación se han sumado a esa demanda de energía. Lo más preocupante: España es uno de los países de la Unión Europea que todavía malgasta energía. Según un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), nuestro país podría ahorrar hasta 3.300 millones de euros al año solo mediante la optimización del consumo energético de los edificios.

En el ahorro está la clave porque, por increíble que parezca, no está reñido con la actividad diaria de cualquier compañía ni con su éxito. Prueba de ello es la creciente toma de conciencia de muchas empresas que, además de poner en práctica gestos ecológicos básicos, han adoptado medidas tecnológicas de Green IT como filosofía de trabajo. Un medio sostenible y de ahorro que no sólo permite aumentar los beneficios de cualquier compañía sino, también, fomentar esa cultura de respeto medioambiental tan necesaria para el futuro empresarial.

Un tándem (el de respeto y ahorro) que, en un día como hoy, hay que recordar más si cabe como clave para el futuro.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

Publicado en Computing, febrero 2013

En la España de Felipe IV poner una pica en Flandes, es decir, transportar las milicias al frente de guerra de los Países Bajos era realmente costoso. De hecho, la propia expresión ha pasado al acervo popular como sinónimo de empresa ardua y complicada, cuya consecución final es motivo de alegría. A unos 450 kilómetros de Rocroi, donde tuvo lugar la batalla del mismo nombre, y que supuso el principio del fin del declive de los tercios españoles, se encuentra Hannover, la ciudad que acoge CeBIT, el campo actual de batalla de las compañías tecnológicas. Y como sucedía en el siglo XVII, poner una pica en Hannover no es precisamente algo accesible para las empresas españolas. De hecho, la participación nacional en la feria TIC europea por excelencia, viene cayendo severamente desde 2010, cuando España fue el país invitado y contó con un pabellón institucional, la presencia de 11 Comunidades Autónomas y 86 empresas. Por entonces, el Instituto de Comercio Exterior era el gran abanderado de la representación nacional, y encargado de dispensar las subvenciones a las compañías. Efectivamente, los tiempos gloriosos se han evaporado y todos los elementos juegan en contra. Ya no hay subvenciones. Ni la propia Setsi de Industria ni la asociación Secartys, que fomenta la salida de las empresas del sector al exterior, han movido ficha. En esta tesitura, es natural que nuestra presencia en CeBIT sea cada vez más exigua, como asegura Margarita Mahringer, portavoz de Deustsche Messe en España: “si no hay subvenciones,las empresas no se animan a participar en la feria”.

Como consecuencia de todo ello, la legación española estará conformada por 18 empresas (nueve expositores y otros nueve co-expositores) que ocuparán 220 metros cuadrados en el área CeBIT PRO. En esta lista no aparecen las grandes compañías nacionales, se encuentran fundamentalmente empresas medianas y startups innovadoras, con productos exportables. Estas aguerridas empresas han entendido que la internacionalización es la gran oportunidad para su negocio y no dudan en costearse su presencia en la feria alemana pues constituye un modo eficaz para su expansión internacional.

Este es el caso de Iberselex, que lleva 28 años dedicada a máquinas, equipos y desarrollos que tienen que ver con la moneda y el billete. Como explica a Computing Sergio Pons, director general de esta firma catalana, “CeBIT es para nosotros la feria más importante del sector Banking & Finances. Aquí podemos encontrar posibles distribuidores de cualquier país del mundo”. Pons destaca su “carácter profesional ya que no va encaminada a cliente final” y por eso llevan acudiendo puntualmente a la cita desde 1985. La expansión internacional de Iberselex se ha visto propiciada por su presencia en CeBIT, de forma que en la actualidad el 45% de sus ingresos (dos millones de euros) proviene del mercado externo. Por esa razón, Sergio Pons da por bien empleados los 10.000 euros que tiene que desembolsar su compañía en concepto de viajes, stand, decoración... “recibimos unos 150 visitantes interesados y es nuestro punto de encuentro con nuestros distribuidores”.Hannoverdas empresas han entendido que la internacionalización es la gran oportunidad para su negocio y no dudan en costearse su presencia en la feria alemana pues constituye un modo eficaz para su expansión internacional.

Green Software Factory es otra empresa que apuesta por la feria alemana. Esta factoría de software orientada al desarrollo de tecnologías Green IT, cuenta con una suite de productos encaminados a optimizar los costes globales de impresión de las organizaciones. La firma estará inscrita en el área Planet Reseller con el objetivo “de ampliar nuestra red de partners. CeBIT nos permite contactar con empresas que buscan productos de nuestras características”, explica Marcos Brea, director comercial. Para Green Software Factory poner su pica en Hannover forma parte de su estrategia internacional. El coste de su presencia (unas seis personas) oscila entre los 15.000 y 20.000 euros, y se considera una inversión rentable con “un ROI estimado de nueve meses”.La red social corporativa Zyncro es el primer año que acude ya que “CeBIT es el escaparate perfecto para productos como el nuestro que está en proceso de internacionalización”, comenta a Computing Patricia Fernández, VP de Marketing. Zyncro espera encontrar allí un impulso para su penetración en el mercado europeo industrial.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

 

Un importante nicho de mercado, tanto tecnológico como económico. Así define el último informe de Ametic con el Ministerio de Industria a las Green IT, ese sector tecnológico que muchos tacharon de moda y que, con el paso de los años, se consolida como futuro. Y no es para menos: según el mismo informe, el uso generalizado de Green IT en la actividad empresarial podría reducir hasta en un 15% las emisiones de CO2 previstas en el mundo para 2020. Algo así como un ahorro de 7.800 toneladas de gases de efecto invernadero que no se verterían a la atmósfera. Y, a tener en cuenta, un dato más: el sector de las Green IT tan solo es responsable de un 2% de las emisiones mundiales de gases nocivos.

Los números hablan por sí solos y, sin duda, el sector de las TIC ha encabezado el “cambio verde” abanderando el papel de pioneros en esta transformación. Una transformación para la que la eficiencia tecnológica, el I+D+i y la inversión en desarrollo estratégico de productos green son claves para el desarrollo del sector. Algo para lo que, según asegura el informe de la Asociación, es necesario más apoyo. Precisamente, es el bajo nivel de incentivos para las empresas que adoptan gestos tecnológicos respetuosos el motivo por el que sector no ha alcanzado todavía el desarrollo esperado en el mundo.

Sin embargo, España se desmarca: somos el segundo país en el ranking de los participantes en el EMAS (Eco-Management and Audit Scheme, el sistema de auditoría y gestión medioambiental de la Unión Europea). Un dato curioso que, además, tiene una traducción económica a tener en consideración: España es el país que mayor número de empresas aporta al Índice Dow Jones de Sostenibilidad.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

Dentro de apenas unos días, CeBit 2013 abrirá sus puertas a esa cita anual con la innovación. Un punto de encuentro imprescindible del sector tecnológico que, un año más, supone el mayor escaparate internacional de la vanguardia del sector. Precisamente por eso y como fomento de la proyección de su actividad, Green Software Factory estará presente en Hannover en el área de Planet Reseller. Una toma de contacto directa con la internacionalización en un momento de expansión internacional de la compañía de Green IT.

Tras tres años de actividad y el desarrollo empresarial obtenido con la tecnología matriz (Tauro Printing Intelligence®), esta compañía española apuesta por la proyección de un desarrollo tecnológico basado no solo en el ahorro económico sino, también, en el ecológico.

Fiel a su compromiso con el Medioambiente, Green Software Factory sostiene una filosofía empresarial de sostenibilidad que no está reñida con la innovación. De ahí que, tras tres años en el mercado, Tauro Printing Intelligence® sea el orgulloso propietario de una cifra que habla por sí misma de hasta qué punto es posible disminuir la huella ecológica: más de 600 millones de páginas optimizadas. Una cantidad que augura el buen futuro de un producto joven a pesar de su madurez tecnológica. Un gesto de respeto empresarial que refuerza que el Green IT no es únicamente cuestión de moda sino, más bien, de inversión de futuro.

Además, CeBit será precisamente el momento elegido para presentar oficialmente la suite de productos que hacen de Tauro Platform el más completo y competitivo de los desarrollos de optimización y gestión de los entornos de impresión. Desarrollos tecnológicos complementarios entre sí con el sello del equipo de I+D+i de Green Software Factory.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

 

Conocer la huella de carbono y ponerle solución. Esos serían, en resumen, los objetivos de CO2me: una iniciativa de Factor CO2 y ECODES a la que ya se han adherido empresas, instituciones y Administraciones Públicas en lo que supone una red sin precedentes en favor del Medioambiente orquestada desde el sector agroalimentario español. Y no es por casualidad: es precisamente este sector económico sobre el que se han posado las recientes normativas de control de gases.

Sin embargo, las conclusiones de su último estudio son claras:  el cálculo de la huella de carbono es más que recomendable para el sector y no sólo eso sino que, además, podría suponer una oportunidad de exportación de productos a mercados internacionales. Algo que, según el propio proyecto, comienza en la necesidad de identificar la huella de la industria española para poder realizar un plan estratégico de reducción de emisiones. Porque, al menos en lo que respecta a estándares, la agroalimentación española aprueba: se conocen y se aplican. Un buen primer paso y necesario antes calcular cualquier ajuste a la baja que, lejos de establecer obligatoriamente descensos en los niveles de emisión de gases, ha de tener en cuenta la producción y actividad de cada compañía.

Y si es necesario disminuir el impacto que sus actividades empresariales tienen en la atmósfera, CO2me da la misma importancia al hecho de comunicarlos. Como punto interesante de su informe de conclusiones, los participantes del proyecto lo tienen claro: además de adoptar medidas necesarias que permitan ser más participativos con el Medioambiente, hay que saber comunicárselas a los consumidores. Una necesidad, la de contar las acciones relacionadas con cada política medioambiental, que bien puede suponer un espaldarazo a nuestras acciones comerciales. Y eso sí, siempre contando en positivo los compromisos y acciones realizadas para salvaguardar el Planeta.

Informacion adicional

  • Fuente
  • Fecha

El modelo de crecimiento de la economía europea ha estado directamente vinculado al consumo de energía. Hoy en día, somos conscientes de que este modelo no es sostenible y por ello es necesario mejorar la eficiencia energética para conducir a la recuperación de la economía y combatir el cambio climático.

Creemos firmemente que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden y deben desempeñar un papel clave como motor de la eficiencia energética en todos los ámbitos de la economía, promoviendo cambios en el comportamiento de los ciudadanos y empresarios, mejorando la eficiencia en el uso de los recursos naturales y, paralelamente, reduciendo la contaminación y los residuos.

Para abordar el reto de la eficiencia energética mediante las TIC, debemos disponer del modelo, las personas y el conocimiento para implementarlo. Además, las TIC no solo mejorarán la eficiencia energética y combatirán el cambio climático, sino que contribuirán a la modernización de la economía, haciéndola más productiva y creando nuevas oportunidades de negocio.

Por ello, la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid ha elaborado esta guía dirigida a todos los agentes económicos y sociales, en la que se analizan las actuaciones a llevar a cabo por sectores, las tecnologías o acciones que las sustentan y las reducciones de consumo energético que conllevan.

 

D. Carlos López Jimeno

Director General de Industria, Energía y Minas

Consejería de Economía y Hacienda Comunidad de Madrid

Informacion adicional

  • Fuente Consejerías Economía y Hacienda Comunidad de Madrid
  • Fecha 2011

La empresa española Green Software Factory afianza su apuesta por el Green IT con el lanzamiento de Tauro Printing Intelligence®, tecnología que colabora activamente con el medio ambiente reduciendo considerablemente las emisiones de CO2, SO2,GHG…

En palabras de Marcos Brea, Director Comercial de Green Software Factory, “el objetivo fundamental de Green Software Factory fue crear una solución global para cualquier casuística de mercado (impresión local o corporativa, sobre cualquier plataforma: Windows, Linux, Unix o Novell), que permitiera reducir el impacto medioambiental que provoca la impresión y dotar a las organizaciones de una solución cuyo ROI fuera menor a un año”.

Para más información consulta el siguiente documento: Artículo CIO Computerworld

Informacion adicional

  • Fuente CIO Computerworld
  • Fecha Diciembre 2010

Ahorrar costes de impresión colaborando con la sostenibilidad medioambiental es el objetivo prioritario de Tauro Printing Intelligence®, un nuevo software creado por Green Software Factory como apuesta por el Green IT y la eficiencia de gestión de las Tecnologías de la Información. Un paso más hacia la oficina sin papel y el consumo razonable, no sólo de los recursos empresariales sino además medioambientales.

Tauro Printing Intelligence® permite, a través del establecimiento de políticas de impresión de diferentes niveles, el control compartimentado del gasto de impresión. Su arquitectura técnica, basada en el uso de algoritmos, permite además implantar diferentes tipos de ahorro en función del tipo de documento con niveles de ahorro de entre el 5% y el 45% sin pérdida de calidad en legibilidad de la impresión. Su área técnica de auditoría y reporting facilita, además, conocer detalles pormenorizados de las actividades de la edición: no sólo qué se imprime o quién lo hace sino, además, cuánto cuesta esa impresión y el porcentaje de ahorro que supone con respecto a una impresión convencional.

Este control no sólo repercute en los gastos organizativos –con ahorros estimados de hasta el 50%- sino que es además aliado de la sostenibilidad gracias a una gestión más eficiente del tóner y el papel de cada compañía. Una manera de contribuir a la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera y un apoyo en la reducción del consumo de papel.

Informacion adicional

  • Fuente Green Software Factory
  • Fecha Octubre 2009

Hasta 5,8 millones de toneladas de CO2 se podrían eliminar hasta el año 2020 si se utilizaran las 'green IT' o TI sostenibles. Así lo asevera un estudio de IDC que la consultora presentará ante las Naciones Unidas en la “Conferencia sobre el Cambio Climático” en Copenhague el 10 de diciembre.


IDC ha calculado la cantidad de gas de efecto invernadero que podría reducirse gracias al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Los resultados completos del estudio que ha realizado la consultora, que incluye un Índice de sostenibilidad de las TIC sobre cómo las naciones del G-20 pueden utilizar las TIC para reducir sus emisiones de CO2, se darán a conocer en una conferencia de prensa en Copenhague el 10 de diciembre. 

Según los cálculos de IDC, 5,8 millones de toneladas de las emisiones de CO2 podrían ser eliminados para el año 2020 a través del uso de las 17 tecnologías más esenciales en los cuatro sectores económicos más importantes: la generación y distribución de energía, el transporte, los edificios y la industria. Esta estimación sólo representa el potencial de reducción de estos gases de las naciones del G-20, por lo que podrían ser mayores las disminuciones si más países utilizan este tipo de soluciones.

IDC quiere brindar la posibilidad de compartir con el G-20 un mapa de ruta clara para mejorar la gestión energética mediante la utilización de las TIC, especialmente en el centro de datos y las infraestructuras de comunicación. Su expectativa es que el Índice de sostenibilidad de las TIC sea referencia a nivel global. Asimismo, está diseñado para ayudar al CIO a entender el papel de la tecnología como un medio para hacer frente a los retos y oportunidades de la energía, el medioambiente, y los requisitos de sostenibilidad.

Informacion adicional

  • Fuente Computerworld
  • Fecha Enero 2010